Scott: Servicio - Punto Importante,como armar tu bici.


 
 
 

Yanick-the-Mechanic es considerado uno de los mejores mecánicos del circuito XC. Es el mecánico principal del campeón olímpico Nino Schurter, por lo que no solo se encarga del mantenimiento del ciclista de montaña más rápido del mundo, sino también del equipo más rápido del planeta. Yanick es mecánico jefe del SCOTT-SRAM MTB Racing, el equipo de Nino, la campeona olímpica Jenny Rissveds, el campeón de la Cape Epic Matthias Stirnemann, entre otros, por lo que se encarga de nada menos que 55 bicicletas SCOTT de alta gama. El trabajo diario de Yanick consiste en poner a punto bicicletas de montaña, de cross y de carretera para corredores de élite. Descubre cómo subir el nivel de tu bicicleta con nuestra serie de “Procedimientos técnicos”.


 
 

1. ORGANIZACIÓN

La falta de preparación es el primer paso hacia el fracaso. Asegúrate de tener todas las piezas y las herramientas necesarias para montar la bici. Asegúrate de contar con un espacio limpio y con tiempo suficiente para hacerlo con paciencia. Coloca la tija del sillín para poder fijar el cuadro en el bastidor. Utiliza grasa de aleación o pasta de montaje de carbono, según el material del cuadro. Nunca fijes un tubo de cuadro con una abrazadera ya que puede dañarse si se presiona en el sitio equivocado.

 
 

2. CABLEADO INTERNO

Introduce todo el sistema de tubos y cableado interno antes que las bielas, horquillas y demás piezas para tener espacio para maniobrar. Utiliza una carcasa de espuma con el cableado y los tubos para que no traqueteen en el interior del cuadro. Si usas una linterna frontal podrás ver el interior del cuadro y así evitar que se enganchen los cables y otros imprevistos. Los cables deben introducirse siempre en el cuadro desde el lado opuesto, es decir, el mando de cambios situado en el lado derecho del manillar debe introducirse desde el lado izquierdo del tubo inferior, para que el cable esté alejado del cuadro en la parte del tubo de dirección y evitar el roce con el carbono o el desgaste del cuadro.

 
 

3. MONTAJE DE LA HORQUILLA

Pon grasa en los rodamientos y colócalos en el cuadro. Mete la horquilla, desliza la cuña de apriete, el tapón superior, los espaciadores y la potencia hasta colocarlos en su sitio y comprueba la altura total (stack). Marca el tubo de dirección enrasado con la parte superior de la potencia. Si no estás seguro de cuántos espaciadores debes incluir, utiliza siempre el número máximo de los que podrías necesitar. Siempre estarás a tiempo de cortar la horquilla más tarde, si fuera necesario. Desmonta el sistema, corta la horquilla con cuidado, engrasa los rodamientos de la dirección y vuelve a montarlo. Aprieta con cuidado el tapón de dirección y los pernos de la potencia según la tensión correcta.

 

4. MONTAJE Y AJUSTE DEL MANILLAR

Añade el manillar y todo su equipamiento: frenos, mandos de cambio, el TwinLoc y el control de la tija de sillín ajustable. Evalúa dónde va cada pieza; empieza por las empuñaduras y luego puedes ir viendo dónde hay que colocar las manetas de freno. Ten en cuenta dónde queda la montura de frenos a bordo para frenar con 1 solo dedo, de manera que la mano esté perfectamente situada sobre la empuñadura y el dedo índice quede cómodamente colocado en la maneta. No las aprietes aún, ajústalas lo suficiente para que no se muevan de su posición y arañen el manillar. Tómate tu tiempo para apretar los pernos, sobre todo los que tengan sellarroscas ya aplicado. Si tienes la sensación de que la rosca no entra bien, saca el perno e inspecciona la rosca antes de volver a intentarlo.

 

5. MONTAJE DE LAS RUEDAS Y LA BICI

Incorpora las cubiertas, los discos de freno y el casete trasero para montar las ruedas. Monta las ruedas en la bicicleta. Bájala del bastidor. Alinea la potencia. Ajusta el manillar y los ángulos de los controles a tu gusto. Si no estás seguro, coloca las manetas para que estén paralelas al ángulo natural de los antebrazos cuando estás sentado en la bici. Cuando estén a tu gusto, apriétalas según el par de torsión especificado (aprieta a 5 nm si no viene marcado).

 

6. ORGANIZACIÓN DE LOS CABLES

Con el sistema TwinLoc, la parte frontal de una SCOTT puede parecer un poco enmarañada; coloca los cables con cuidado para tenerlos bien organizados. Por lo general, cuanto más cortos, mejor, pero acuérdate de comprobar que los manillares puedan rotar por completo sin tensar demasiado los cables y tubos. Realiza el corte con cuidado, abre los extremos de los cables y coloca las virolas.

Tómate tu tiempo y prueba diferentes opciones cuando los cables y los tubos estén superpuestos. Por regla general, el tubo del freno delantero debe ser independiente y poder moverse sin problemas con la horquilla y el manillar, sin entrecruzarse con otros cables o tubos. Recomendamos asimismo que vaya por la parte interior de la horquilla para evitar que se enganche mientras pedaleas. Ten cuidado al cortar los tubos de los frenos cuando aprietes el perno de reconexión, ya que puede enrollarse y provocar que el tubo no esté derecho. Si esto sucede, quita la maneta de freno para que el tubo pueda aflojarse, y luego vuelve a instalarla.

 

7. AJUSTE DE LA TRANSMISIÓN

Primero instala la caja de pedalier. Utiliza siempre pasta de carbono en las unidades montadas a presión, o bien grasa de montaje en los rodamientos de tornillo. Utiliza grasa impermeable en la superficie de los rodamientos para ayudar a deslizar y colocar el plato. Aprieta las bielas y asegúrate de que puedan girar sin ningún problema. Coloca los pedales con grasa de montaje y arandelas de protección. Monta los componentes mecánicos delanteros y traseros y comprueba que estén bien alineados; coloca los tornillos limitadores superiores e inferiores en relación con el casete. Si tienes una transmisión SRAM Eagle de 12 velocidades, utiliza el cuadrante de alineación para regular la distancia entre el piñón tensor superior y el piñón más grande. Coloca la cadena y comprueba si hay eslabones que no deslizan bien.

 

8. INSTALACIÓN DE FRENOS Y MARCHAS

Aunque puedan parecer en buen estado, purga siempre los frenos, ya que las burbujas pueden dar problemas en el momento menos deseado. Comprueba que las pinzas del freno estén alineadas para evitar que las pastillas rocen con los discos.

Con cuidado, enrosca los cables interiores de las marchas en los cables exteriores. Tira fuerte y sujeta firmemente con la abrazadera. Comprueba todas las marchas para ajustar la indexación y asegúrate de que la cadena no se sale por encima o por debajo del casete. Si no estás seguro de cómo purgar los frenos o ajustar la indexación, sigue las instrucciones de los vídeos según tu modelo de freno en las páginas web de SRAM o Shimano.

 

9. INCORPORACIÓN DE LAS PIEZAS

Añade el sillín. Ajusta la altura, el ángulo y la posición longitudinal antes de medir tu largo (reach), y así evitarás el típico error de comprar otra potencia que quizás no necesites. Comprueba que la tija del sillín funcione correctamente si ya la has instalado. Incorpora y fija las empuñaduras con las abrazaderas ya montadas en el manillar o con cinta adhesiva. El nivel de burbuja y la cinta métrica serán tus mejores amigos en este paso.

 

10. ÚLTIMA REVISIÓN

Comprueba de nuevo todos los pernos de fijación en el bastidor. Retira la bici del bastidor. Suéltala en el suelo, déjala que bote y mécela hacia atrás y hacia delante con los frenos puestos para comprobar si hay alguna pieza suelta. Comprueba la presión de las ruedas. Ajusta la suspensión trasera y en la horquilla para tener un 25 % de prehundimiento inicial como punto de partida. Fija el rebote para que tenga una extensión lo suficientemente rápida cuando pases por encima de varios baches sin que la rueda rebote en el suelo mientras se extiende. Si no estás seguro, puedes ver los vídeos de montaje de Rock Shox y Fox.

Prueba a dar varias vueltas suaves para comprobar la relación de todos los desarrollos y la posición del sillín y los controles. Acostúmbrate a la posición, las sensaciones y el funcionamiento de todos los controles. Asienta los frenos: para ello, haz unas series de esprints con frenadas cada vez más intensas sin llegar a detener del todo la bici, hasta que notes cómo aumenta la potencia de los frenos a medida que las pastillas y el disco se recubren con una capa pareja del material de las pastillas.

Ya tienes lista tu bici SCOTT para llevarla a la montaña. ¡A disfrutar!


Más información del SCOTT-SRAM MTB Racing aquí.